hotel para insecto verde y de muchos tipos

🐝 Características y Tipos de Hoteles de Insectos

hotel para insectos

¿Qué son los hoteles de insectos?

La madre naturaleza proporciona una amplia gama de pequeños jardineros para ayudar a nuestras frutas y verduras, nos brinda una verdadera legión de bichos y rastreadores beneficiosos para polinizar nuestros cultivos y cazar plagas. Para asegurarnos de que estos pequeños ayudantes se sientan bienvenidos y en casa en nuestros jardines, puede ser beneficioso crear algunos lugares acogedores para ellos. Una forma de hacerlo es construirles hoteles de insectos.

Aunque son muchos los insectos que utilizan estos refugios, los principales ocupantes son las abejas y las avispas, vitales para la polinización de los cultivos. La importancia de los hoteles para insectos recae en la falta de madera donde estos animales puedan construir sus hogares, sea por que se encuentran en la ciudad, o por la falta de madera muerta en el campo.

Los hoteles de insectos se construyen a partir de una variedad de materiales naturales, cada material conformado y dimensionado para satisfacer las necesidades específicas de un tipo de insecto. La mayoría de los hoteles de insectos se construyen en varias secciones diferentes, cada sección proporciona instalaciones de anidación y ofrece refugio para cada tipo de insecto.

En climas fríos un hotel de insectos es un lugar de hibernación para insectos y en verano es un lugar de anidación.

Pero no importa el tipo o diseño creativo de un hotel de Insectos, todos tienen una cosa en común: Proporcionan espacios lisos y cilíndricos de 4 a 9 mm de diámetro y a menos de 15 cm de profundidad. Estos espacios son perfectos para las abejas solitarias que pueden usar estos espacios puedan eclosionar a sus crías.

Navaris Hotel para Insectos Compacto de Madera

Debido a que nuestros parques, jardines, ciudades, espacios públicos y privados se mantienen ordenados, limpios y seguros, quedan muy pocas ramas muertas para proporcionar las grietas de los viveros de abejas. Las abejas no son quisquillosas con lo que usa o su aspecto, por lo que siempre y cuando el hotel de insectos que decida comprar, se adapte a sus necesidades y se encuentre en un lugar protegido del sol y la lluvia, las abejas estarán encantadas de utilizarlo. El resultado es una mejora de la diversidad y del equilibrio ecológico general en el jardín.

La palabra “insecto” evoca toda una gama de imágenes. Los niños hablarán sobre las mariquitas, las mariposas y las abejas, criaturas lindas que salpican el paisaje con belleza, al igual que las flores en el jardín y el sol. Pera cuando sean adultos, podrían pensar en moscas, avispas que pican, termitas, mosquitos y esas criaturas molestas que podrían interrumpir un día perfectamente bueno.

Odiados o amados, están aquí por una muy buena razón y hay miles de millones de ellos detrás de escena realizando tareas que los humanos somos en gran medida incapaces de realizar.

De hecho, como ya explicamos anteriormente, un papel crucial que juegan estas humildes criaturas es la polinización. Sin ella, un tercio de nuestros cultivos alimentarios no produciría fruta ni produciría semillas para la próxima generación. Las abejas en particular están actualmente en una gran crisis. Hay una gran escasez de abejas en nuestras ciudades y en las extensiones urbanas, las abejas nativas y las avispas tienen hábitats limitados o nulos en la actualidad. Por eso, debemos enseñar a nuestros hijos, la importancia de estos pequeños animales.

¿Qué tipos de hoteles de insectos existen?

Escoger un hotel para insectos depende del espacio que dispongas y de los tipos de insectos que buscas en tu jardín. Se recomienda pensar muy bien en los materiales adecuados y elegir una estructura ideal para evitar que el viento o la lluvia corrompa el espacio de los insectos. Además dependiendo de las geometrías usadas en el hotel de insectos, atrraerá aun tipo de bicho u a otro. Por ejemplo, a las abejas y las avispaa les gustan de troncos agujereados, mientras que las mariquitas prefieren las cavidades oscuras y pequeñas.

Se debe evaluar el área donde se planea establecer el hotel o refugio para insectos. Por ejemplo, si queremos construir una charca o refugio para ranas y sapos, necesitaríamos un ambiente húmedo con sombra parcial, mientras que los hoteles para otros insectos deben estar secos y a pleno sol.

Los hoteles de insectos son bastante similares entre sí y generalmente utilizan los mismos materiales pero cuando hablamos de tipos de hoteles para insectos básicamente tenemos 2 tipos o categorías:

  1. Aéreos: Son hoteles de insectos que cuelgan de un árbol y como su nombre lo indica están en el aire. Este tipo de hoteles están pensados para insectos voladores como las abejas por ejemplo. Quienes crean estos hoteles lo hacen para promover la polinización de un campo o jardín de flores únicamente.
  2. Terrestres o mixtos: Este tipo de hoteles para insectos sirven para insectos voladores y para insectos terrestres. La mayoría de los hoteles para insectos son del tipo mixto ya que buscan fomentar la diversidad de especies. El propósito de estos hoteles es cuidar todo tipo de plantas y hasta proteger a tus plantas de las plagas más comunes.
macro de una abeja

Materiales de los hoteles para insectos

No existe un diseño estándar para un hotel de insectos. Simplemente se puede diseñar con los materiales disponibles, preferiblemente materiales reciclados y naturales. Lo mejor es ser creativo con los materiales que se tiene, siempre y cuando sean ecológicos.

Organice los diferentes materiales de anidación repartiendo uniformemente los tipos de hábitat dentro de su hotel para insectos. Empaquételo bien para que nada se mueva y rellene los huecos con paquetes de tallos concisa y piezas de bambú. Un buen consejo es reunir primero los materiales antes de determinar el tamaño del hotel.

Debes saber que materiales puedes utilizar o escoger cuando busques tu hotel para insectos, así podrás evitar químicos como barniz, pintura y protector de madera que repelerá a los insectos.

  • Madera muerta y corteza: a algunos insectos como la mariquita y el escarabajo les gusta poner sus huevos entre pedazos de madera y corteza. También muchos otros insectos, como los ciempiés y el cochinillo, usan los pequeños espacios entre los pedazos de madera o corteza para sentirse más seguros, tener refugio y un lugar para hibernar. Escarabajos, ciempiés, arañas y cochinillas acechan debajo de la madera y la corteza en descomposición. Cochinillas y milpiés ayudan a descomponer el material vegetal leñoso. Son partes esenciales del sistema de reciclaje de jardines.
  • Cono de pino: la función es muy similar a las piezas de madera muertas, por lo que atrae el mismo tipo de insectos, como las mariquitas.
Gardigo 90567 - Hotel para Insectos Redondo
  • Paja y cartón corrugado: estos dos materiales brindan muchos lugares donde los insectos, como las crisopas, pueden encontrar refugio y lugares seguros de hibernación.
  • Cañas de bambú: tendrá la misma función que los agujeros de madera. Los bastones deben tener un corte limpio para evitar daños en las alas de las abejas, y deben reemplazarse cada año por los que se han utilizado, para que podamos eliminar posibles parásitos.
  • Hojas secas: este espacio está imitando el patrón del bosque natural, proporcionando habitaciones para muchos invertebrados.
  • Ladrillos: en los pequeños agujeros de ladrillo pueden habitar abejorros y otros tipos de abejas solitarias. Debido a su frescura y humedad, también podemos encontrar diferentes tipos de moluscos, como babosas o caracoles, y en caso de que los agujeros sean más grandes, pueden incluso alojar pequeños reptiles o anfibios, como lagartos o como ranas.
  • Tallos de hinojo:  Separe el follaje del tallo principal y luego córtelo en trozos, asegurándose de que haya al menos 10 o 15 centímetros de tallo grueso entre las articulaciones. Después sujete las piezas cortadas con hilo y colóquelas en el hotel.
  • Huecos de bambú:  Corte los tallos de bambú en secciones dejando 10 a 15 cm de tallo hueco entre las juntas con un extremo cerrado para atraer a las abejas.
  • Troncos perforados:  Use secciones no tratadas de tallos cortados. Usando una variedad de brocas que van desde 3 mm a 8 mm, taladre agujeros en el tronco a una profundidad de al menos 10 cm. Espacie los agujeros a unos 2 cm de distancia. Use brocas afiladas para minimizar las rebabas para mantener los túneles lisos y acogedores.
  • Tubos y bloques llenos de arcilla: Empaque la arcilla tamizada en tubos de barro o bloques de concreto. Usando un tornillo o pedazo de madera de 8 mm de ancho, haga agujeros en la arcilla alrededor de 10 a 15 cm de profundidad en la tubería.
hotel para insectos de madera y macetas

Cuidado de los Hoteles para insectos

Es importante tener en cuenta que, al ser de origen natural y no estar tratado, los hoteles de insectos pueden degradarse naturalmente después de pocos años. Es recomendable cambiar los bloques o partes de anidación cada dos años para evitar la acumulación de moho, ácaros y parásitos.

Cuidar el hotel de insectos es tan importante como elegir o contruir uno. Por ejemplo, los hoteles de abejas deben ser inspeccionados al final del verano para eliminar y limpiar las celdas muertas. Esto evitará el moho y los ácaros que se multiplicarían en las abejas o larvas muertas.

Algunos expertos recomiendan llevar el hotel de insectos ocupado a un área fresca y seca, como el cobertizo del jardín durante el invierno para proteger a los habitantes que pasan el invierno del viento y la lluvia. Sin mantenimiento y limpieza oportunos, un hotel de insectos que alguna vez estuvo ocupado puede no atraer un nuevo lote de habitantes la próxima temporada.

hotel para insectos rojo y color madera

Hoteles de insectos para niños

Los insectos no solo son extremadamente interesantes, también son esenciales para nuestra supervivencia y la de los habitantes del bosque y las ciudades. Es natural para nosotros enseñarles a los niños acerca de la importancia de los insectos. Construir o montar con ellos un hotel de insectos es una buena manera de comenzar. La buena noticia es que no cuesta casi nada hacer un hotel de insectos con sus hijos, solo un poco de tiempo y esfuerzo.

De hecho, a los niños les encantan los insectos. Están hipnotizados por pequeñas criaturas de seis patas que se vuelan, se escabullen y se esconden. También a los niños les suele gustar ayudar a estar fascinantes criaturas, e invierten por completo en el bienestar de los insectos cuando ven que se pone en peligro o que está heridos. En lugar de esperar a encontrar insectos enfermos, podemos ayudar a los niños a proporcionarles un hogar.

Llevar la ciencia de la tierra al exterior y explorar el mundo de los insectos con un hotel de insectos es ideal para los niños. Agregar este proyecto de ciencias de primavera a sus juegos es llevar a los niños afuera a investigar el mundo de los insectos. Los hará más entusiastas acerca de la naturaleza y las pequeñas vidas que los rodean, y lo importante qué es cuidar los insectos, sin temerles ni tenerles asco.